MESA REDONDA 2 DICIEMBRE 2017 “CUESTIÓN CATALANA. PREGUNTAS PARA EL DEBATE.”

El pasado 2 de diciembre, en la sede  de Málaga de la organización política IZAR  (Izquierda Anticapitalista Revolucionaria) participamos de la Mesa Redonda sobre “La Cuestión Catalana, preguntas para el Debate”  Aquí os dejamos nuestras aportación dando respuestas a preguntas claves en este momento:

 

MESA REDONDA 2 DICIEMBRE 2017.
Sede de IZAR en Málaga. 19’00 horas.
“CUESTIÓN CATALANA.
PREGUNTAS PARA EL DEBATE.”
_________
Respuestas que ofrece el Foro de Debate Republicano de Andalucía.
_________
Punto 1.a – Pregunta:
¿Es la cuestión catalana un problema o una oportunidad?
Respuesta: La cuestión catalana (CC) representa a la vez distintas cosas:
– Para el Régimen monárquico del 78 y para la oligarquía española la CC representa, en mayor medida, un doble problema. Por un lado, supone la quiebra de la estabilidad del modelo territorial constitucional vigente durante estos últimos 40 años. Por otro lado, marca la definitiva quiebra del modelo de alianzas que el Bipartidismo español sostuvo con el nacionalismo catalán durante ese mismo período. Sin embargo, en menor medida, la CC ofrece actualmente al Régimen y a la oligarquía la oportunidad de abordar una Reforma constitucional que consolide a la Monarquía española de manera aún más autoritaria y centralista que hasta el presente.
– Para las fuerzas republicanas y revolucionarias que cuestionamos el Régimen del 78, la CC se presenta como una oportunidad de hacer frente al reforzamiento autoritario y represivo que adopta el Régimen. Igualmente, la CC nos fuerza a hacer frente al nuevo problema del avance del nacionalismo españolista y del fascismo entre amplios sectores sociales políticamente atrasados de las capas populares andaluzas y españolas.
1. b- ¿Qué posición habéis defendido como organización en este sentido?
Respuesta: El Foro de Debate Republicano de Andalucía (una asociación, no un partido) considera la CC como la suma de contradicciones muy diversas. Como contradicción principal situamos la que enfrenta a la Monarquía del 78 con el pueblo catalán. Como contradicciones secundarias identificamos las que marcan los conflictos internos entre las diversas fuerzas políticas y sociales de Cataluña. En base a ello, el Foro se centra hoy en denunciar:
a)- La negativa del Régimen y su Constitución del 78 a reconocer el derecho a la soberanía y a la autodeterminación que asiste a Cataluña y a los demás pueblos del Estado español.
b)- La represión brutal del Régimen contra el pueblo de Cataluña.
c)- El reforzamiento del carácter autoritario del Régimen. El avance del nacionalismo españolista propiciado por PP, C’s y PSOE. Y el avance del fascismo español.
Punto 2. – ¿Cómo analizáis el papel de las distintas organizaciones en el proceso? ¿Qué repercusiones ha tenido sobre el resto de territorios del Estado español?
Respuesta: En el ámbito estatal español el Procés catalán ha favorecido la consolidación del “Bloque constitucionalista” PP, C’s, PSOE. Unificado dicho Bloque en torno al apoyo a la represión del Procés y a la exaltación del nacionalismo españolista más rancio. Pero, sin embargo, dicho Bloque aún está lejos de cohesionarse en lo tocante al tema de la Reforma de la Constitución (con un PP partidario de no tocar su texto en la actual coyuntura; un PSOE partidario de reforzar las competencias autonómicas de Cataluña, según los modelos vasco y navarro y lejos de los estatutos de las restantes comunidades autonómicas; y, finalmente, con un C’s partidario de un modelo de recentralización general del actual modelo autonómico español)
En este contexto político C’s ve reforzadas sus expectativas electorales amenazando con desbordar por la derecha al PP; mientras que el PSOE introduce una agria polémica interna entre el nucleo directivo de Pedro Sánchez y los barones socialistas de las CC. AA. económicamente “no privilegiadas”.
Fuera del “Bloque constitucionalista”, se sitúa Unidos-Podemos que ve como la CC debilita sus expectativas electorales. Por un lado, Podemos vuelve a ser escenario de nuevas tensiones internas como las que protagoniza Carolina Bescansa, muy próxima a posiciones nacionalistas españolistas, y Pablo Iglesias, más próximo a las posturas soberanistas catalanas de Ada Colau y sus Comunes. Por otro lado, IU/PCE intenta hacerse invisible ante la CC, evitando todo pronunciamiento público de sus cargos institucionales sobre la crisis catalana, que debilite aún más sus menguadas expectativas electorales.
Respecto al ámbito político específicamente catalán, el “Bloque independentista” (PDCAT, ERC y la CUT) se ha visto en un callejón sin salida al verse forzado a proclamar su prometida DUI, sin poder articular a continuación una ruptura independentista efectiva con el Reino de España. Sólo la respuesta represiva del Gobierno de Rajoy y la judicatura española (aplicación del Artículo 155, disolución del gobierno y parlamento catalanes, encarcelamiento de sus dirigentes, etc.) sirve para atemperar un tanto el fiasco de la DUI y sus nulos efectos prácticos.
Por lo que respecta a Podem, tras la escisión de su sector independentista, se ve abocado a estrechar su alianza con los Comunes de Ada Colau, perfilándose la misma como la opción soberanista- no independentista que aspira a convertirse en el árbitro de la política catalana tras los inciertos resultados electorales que promete el 21-D.
No menos incierto es el futuro del “Bloque constitucionalista” en Cataluña. Esperanzados sus componentes con un posible incremento de votos procedentes de la abstención, no pueden evitar poner de manifiesto sus importantes divergencias mutuas.
Punto 3.- ¿Qué esperáis del escenario que se abre en Cataluña y qué proponéis como tareas?
Respuesta: Está por ver qué ocurrirá en Cataluña tras el combate electoral del 21-D. La orientación que tomen los componentes del “Bloque independentista” se verá condicionada por los resultados electorales. Muy distintos serán sus planteamientos según logren formar o no un Gobierno autónomo tras la votación. En cualquier caso, una cosa parece segura: abandonarán sin duda la vía de la DUI, que se ha mostrado absolutamente inútil en el actual contexto político en que se sitúa el Régimen del 78 y con la actual correlación de fuerzas que se manifiesta entre los bloques independentistas y anti-soberanistas en Cataluña.
Por lo que respecta al resto del Estado, centraremos nuestra atención en lo que ya ocurre y es previsible vaya a ocurrir en Andalucía.
En estos momentos, la influencia de la CC está creando una gran convulsión política entre las principales fuerzas políticas andaluzas y dentro de varias de ellas. Y esto ocurre por la distinta lectura política que de la influencia de la CC hacen esas fuerzas.
Por un lado, las fuerzas soberanistas andaluzas, que hoy se agrupan en la Coordinadora para la celebración del 4-D (CUT, SAT, AdA, Jaleo, JJ.AA, etc.), entienden que es el momento de dar un nuevo impulso a las reivindicaciones soberanistas andaluzas, a partir de la celebración este 3-D de una “gran manifestación” en Málaga, en conmemoración del 40 Aniversario del 4-D de 1977. A la vez que denuncian los graves problemas sociales y económicos que padece buena parte del pueblo andaluz, se manifiestan enfrentados al Régimen del 78 y al gobierno socialista de la Junta de Andalucía.
Por otro lado, se ha producido un grave enfrentamiento en el seno de Unidos-Podemos de Andalucía. La retirada de Podemos de la Coordinadora 4-D ha escenificado el enfrentamiento público de la CUT de Cañamero con el Podemos de Teresa Rodríguez. Enfrentamiento al que se ha sumado el SAT de Oscar Reina.
En paralelo a este conflicto se ha desarrollado otro en el seno del PCA. Tras los sucesos del 1 de Octubre en Barcelona y el fenómeno de la proliferación de banderas españolistas en muchos balcones de Andalucía y España, el PCE lanza la consigna de hacerse invisibles en cualquier manifestación política que a nivel popular pueda asociarse con el “soberanismo”. Ello le lleva al PCA a retirarse de la participación en la Manifestación del 3-D en Málaga. Esta decisión del Comité Central del PCA va a ser muy mal acogida por sus bases y cuadros medios en varias provincias. En el caso de Málaga, el Comité Provincial del PCA toma la determinación de participar en la Manifestación del 3-D sin usar sus siglas partidistas y convocando a través de las Marchas del 22-M de Málaga, el Grupo municipal Málaga para la Gente e IU de Málaga.
Por lo que toca a nuestro Foro de Debate Republicano de Andalucía estas son nuestras tareas a corto-medio plazo:
a)- Intensificar nuestra denuncia del carácter antidemocrático del Régimen Monárquico y su Constitución del 78.
b)- Intensificar nuestra demanda de soberanía para Andalucía y para todos los pueblos del Estado que pugnan por la misma.
c)- Denunciar el incremento de la represión y el autoritarismo por parte de la Monarquía española.
d)- Rechazar todo intento de Reforma de la Constitución del 78.
e)- Ampliar el debate sobre la necesidad de un modelo republicano de inspiración federalista: hacia una Confederación Ibérica de Repúblicas.