Artículo de Opinión: «La izquierda debe elegir: con el régimen monárquico o con la república»

La reproducción de los artículos de opinión y su publicación en nuestra web no implica necesariamente que estemos de acuerdo con su contenido, haciendo constar que este artículo expresa la opinión personal del autor o autores del mismo.
Nos hacemos eco del artículo de opinión publicado en el portal PORTALDEANDALUCIA.ORG  del historiador y miembro del Foro de Debate Republicano de Andalucía, Máximo de Santos Tirado.

Artículo de Opinión.

La izquierda debe elegir: con el régimen monárquico o con la república

En 1930 el socialista Indalecio Prieto pronunciaba un discurso a favor de la República en el Ateneo de Madrid, que concluía con esta célebre frase:“¡Con el Rey o contra el Rey!” No le faltaban razones a este dirigente socialista para interpelar de esta manera a la izquierda española y a su propio partido. Estaban aún muy recientes las fechas en que Largo Caballero y una parte significativa de la dirección del PSOE daba su apoyo político a la Monarquía y a la Dictadura del general Primo de Rivera.
Por desgracia para nuestro país, durante los años de la mal llamada “Transición política” no se pudo escuchar una voz republicana potente y reconocida como la de Indalecio Prieto. Muy al contrario, el coro de voces de los dirigentes políticos de la época solo era capaz de cantar al unísono una única canción en alabanza de la Monarquía impuesta por Franco en 1947. Franquistas como Suárez y Fraga, eurocomunistas como Carrillo y Solé Tura, socialdemócratas como Felipe González y Alfonso Guerra, todos ellos aceptaban que los pueblos del Estado español se vieran privados del derecho a decidir democráticamente en referéndum si querían vivir bajo una Monarquía o una República. De esta manera Juan Carlos de Borbón, impuesto por Franco como su sucesor en 1967, se veía confirmado  en su doble papel de Jefe del Estado y Jefe de las Fuerzas Armadas españolas, sin tener que pasar por la prueba de un plebiscito democrático.
Cumplidos ya los cuarenta años de vigencia de la Constitución de 1978, que en sus artículos 1 y 62 otorga a la figura del Rey el desempeño de esa doble función, cabe que nos preguntemos: ¿Podemos calificar como democrático al actual  Régimen monárquico español? ¿Es democrática la Constitución en que dicho Régimen se sustenta?
Son muchas las razones que nos llevan a contestar negativamente a ambas preguntas. La primera, y fundamental, la constituye la propia naturaleza de la Monarquía que atribuye a perpetuidad la Jefatura del Estado a una persona no electa y a sus descendientes.
Otro rasgo antidemocrático de esta Constitución se manifiesta en su negativa a reconocer el carácter plurinacional del Estado español y en su rechazo del derecho de autodeterminación que asiste a cada uno de sus pueblos. Así, su artículo 2º consagra la más brutal afirmación del nacionalismo estatal español: “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles”.
Por si fuera poco, su Artículo 8º abre la puerta a la posibilidad de un golpe de estado constitucional por parte de unas Fuerzas Armadas que tienen al Rey como Jefe supremo. Un Rey que es declarado inviolable e irresponsable ante la justicia por mor del Artículo 56 del mismo texto.
Muchos otros aspectos antidemocráticos se contienen en la ley fundamental española. El otorgamiento de un estatus de privilegio constitucional a la Iglesia Católica que contiene el Artículo 16 no es el menor. Privilegio que se ve reforzado por la imposición de la enseñanza religiosa dentro del sistema educativo español, que se establece en el Artículo 27. Todo ello, sin olvidar la imposición del modelo económico capitalista que se fija en el artículo 38.
Nacionalismo estatal españolista, militarismo, clericalismo, servilismo monárquico, respeto a los ilegítimos intereses del gran capital, estos son los rasgos definidores de una Constitución que hoy, al igual que en 1978, parece recibir el aplauso unánime de las principales fuerzas políticas españolas, desde VOX a Unidas Podemos, pasando por el PP, PSOE y Ciudadanos. Fuerzas que no dudan, todas ellas, en reclamarse constitucionalistas.
Por este motivo, el movimiento republicano que hoy resurge en nuestro país interpela a las fuerzas que se auto-declaran de izquierdas, pidiéndoles una definición:
¡Con la Monarquía o con la República!
 ¡Con la Constitución de 1978 o contra la Constitución de 1978!

 

FUENTE: PORTALDEANDALUCIA.ORG

Conferencia del Catedrático en Antropología Isidoro Moreno el 14 de marzo en la Facultad de Derecho de Málaga

Nuestra Asociación Foro de Debate Republicano de Andalucía organiza en colaboración con la Universidad de Málaga y el Concejo de Estudiantes de la UMA, una Conferencia-Coloquio «REPÚBLICA(S) UNA HERRAMIENTA DEMOCRÁTICA PARA EL FUTURO» en el Aula Judicial de la Facultad de Derecho de Málaga, el próximo jueves 14 de marzo a las 12:30 h. a cargo de Isidoro Moreno Navarro, catedrático emérito de Antropología Social de la Universidad de Sevilla. El Profesor I. Moreno es autor o coautor de más de 30 libros y de más de centenar y medio de capítulos de libros y artículos en revistas de Ciencias Sociales. En las tres últimas décadas, sus estudios se centran principalmente en la relación entre las dinámicas de la globalización y la localización (o reafirmación de las identidades colectivas) y sus efectos, principalmente en los ámbitos de las identidades estructurales, las migraciones, las culturas del trabajo, los movimientos nacionalistas, el asociacionismo, las religiones, los rituales festivos y el patrimonio cultural.
 Esta conferencia-coloquio se enmarca  dentro de las jornadas que la Universidad de Málaga (UMA) Y Consejo de Estudiantes de la UMA (CEUMA) vienen desarrollando durante los meses de febrero y marzo y  que tendrán su culminación el día 27 de marzo con una consulta sobre Monarquía o República a través de la plataforma informática para el voto electrónico en donde podrán votar en  dicha consulta toda la comunidad universitaria, desde profesores y alumnos.

 

 

Artículo de Opinión: «El rey yo estamos de acuerdo» Enriqueta de la Cruz es escritora y periodista

La reproducción de los artículos de opinión y su publicación en nuestra web no implica necesariamente que estemos de acuerdo con su contenido, haciendo constar que este artículo expresa la opinión personal del autor o autores del mismo.

Nos hacemos eco del  artículo de Opinión publicado por www.rebelion.org.

«El rey yo estamos de acuerdo» por Enriqueta de la Cruz, escritora y periodista

Advertencia previa: no le pongo mayúsculas a su «r» porque no le reconozco ni me inclino ante nadie como hacen otros lame coronas en su propio beneficio, el de ellos, aunque tener sus prebendas conlleva lo suyo, el precio de la privilegiada posición. Mi privilegio, frente al hombre feudal y sus sostenedores, es decirle lo que pienso, cosa muy española, debería saberlo porque ya son muchos años de los de su casa de lis aquí.
Mire, da dentera, vergüenza ajena, asco y más, verle mendigar o imponer una foto en el lugar donde se sientan los hombres y mujeres elegidos por el pueblo, ocasión para que su esposa luzca, además sus modelitos que no importarían un rábano si no fuera porque afectan al presupuesto general en un país robado y esquilmado hasta decir basta. Nos cuestan mucho y no nos aportan nada, o menos que nada. ¿Y a qué andan tanto paseando por el Congreso si a ustedes no les ha votado nadie?
Dice y con razón un actor en la obra magnífica y clara de la historia reciente dedicada a su padre «El rey», que son ustedes garantes de la unidad del país que nunca existió, con lo cual la unidad del país es la que les pone algún sentido, les da sentido, garantiza la Monarquía. Pero se les acaba el chollo y no hay juego de tronos, represión, guerras mediáticas, corifeos ni ilustres periodistas que valgan cuando el pueblo se pronuncia. Y el pueblo, la mayoría, no les quiere ya ni en pintura. Sigan forzando, no sirve de nada, no es cool, no son modernos, sobran.
Están todos: medios, reyes, periodistas pelotas de siempre, todos, haciendo el ridículo más espantoso y sobrando. Son un peligro para La Paz y el desarrollo futuro y hasta el New York Times da suficientes pistas de lo que va a pasar más pronto que tarde.
Mire: necesitamos respirar, recuperar a la mejor España del exilio que quedó fuera, hacer cultura, generar puestos de trabajo decentes y dignos para nuestros jóvenes y para toda la población, garantizar el fondo solidario de pensiones, garantizar a hombres y mujeres un techo digno. Ni en el nuevo contexto internacional se le contempla. ¿Le han informado ya los americanos de que tocan cambios, que llega la República sin mayores estridencias? Seguro, porque aquí se avisa todo, como avisaron al Suárez que se aferraba a su puesto.
Se avisa que uno no llegó ahí por todopoderoso milagro y que lo que piensa en realidad de lo que alcanzó es un cuento chino. Incluido lo de la gracia de Dios, que menuda gracia sería para los que sufren y menuda contradicción con lo de que todos somos hermanos (todos, no todos menos uno, o menos algunos).
Uno llega ahí tan alto con muchos cadáveres ya en el armario, y en este caso concreto de los suyos y usted desde la instauración, con muchos asesinados que permanecen en las fosas comunes. Uno llega con mucha hipoteca, gracias a mucha mano invisible, muchos secretos inconfesables y mucho talón de Aquiles del que pueden tirar los que de verdad mandan.
Un buen día se le sientan a uno enfrente unos señores de andar por casa, sin boato ni parafernalia como la que gastan los reyes de la baraja y coloquialmente te cuentan que aunque solo sea para que todo quede igual en lo fundamental (la lucha por la igualdad y los derechos, por nuestra libertad, el trabajo, el pan, los derechos básicos que otra vez habrá que restituir, será más larga), hay que retirarse… Mire, si hasta Rajoy suena a despedida, si dice sin pudor que quiere que le recordemos como un hombre honrado que pasó por la política y eso en medio del carajal que vivimos… Se está despidiendo. Haga lo mismo, acelere, imponga su sensata parte y no nos dé más lata ni nos haga más gasto que necesitamos el dinero para escuelas, hospitales públicos con nombres de primavera no de infantas y para regenerarnos y salir del pasmo, de la miseria moral, de la ignominia, de los pecados más mortales que existen.
Le queda poco, le queda menos, pero si tuviera el gesto de ir acelerando… ¡Cuánto se lo agradecería la patria! Y mientras se lo piensa, lo hace…, evite las palabras grandilocuentes que han perdido la credibilidad, no se fíe de los trepas. Insisto: retírese en paz, quede a unas cañas luego por el Madrid del turismo y el respeto a las diferencias. Respétese. No haga más exhibiciones públicas así, como la del miércoles 28 de este junio en el Congreso. Haga un único servicio a este paciente país plural y espléndido poniendo freno a las insensateces, a los que le animan a seguir con el papelón, a los bravucones que sueñan aún con golpes de mano, de Estado, un estado de la cuestión que ni siquiera resiste ya ni los golpes de efecto.
Mire, estamos hasta el gorro de amantes, elefantes abatidos, de impunidad que es la madre del cordero de toda la corrupción como dice el diputado Joan Tardá, de que nos metan mano a la cartera, a las escuelas, a los hospitales, a las pensiones, a los niños y del machismo de borrachos y cobardes fascistas, de que nos mate a las mujeres, de los comisionistas; estamos hasta el gorro de la exclusión y el paro y el terrorismo de cloaca y de fantasmones, de sermones y trampantojos, de abusos, de Monarquía y estamos muy preparados para tomar el relevo y construir un buen futuro sin usted, sin ustedes. No se fíe de que hay manifestaciones republicanas no muy masivas, de que van pocos; eso no dice nada, fallos en la convocatoria, maniobras de sabe uno qué pasa o simplemente caló y fastidio en gritar lo obvio. No están ahí todos los que somos. No se fíe tampoco de la tímida postura de los partidos ante la próxima República, o de que aún no nombren ni señalen lo que conocen perfectamente, a quienes son los sostenedores y tapaderas de la corrupción, de que aún no haya salido todos los hilos del lazo terrible de Lezo y otras cosas… Es que han sido otros 40 años de inercia, de atontamiento, de terror, de represión, de malos recuerdos. Pero la inercia se romperá, no lo dude, lo sabe…
Como también dicen en la magnífica obra de teatro citada, el último rey que se entierre en El Escorial será su padre. No hay más huecos, y le deseo toda una vida larga en el exilio, tiene toda la vida por delante. Con lo acumulado por toda la casa tendrá bastante, incluso si no ahorran en lujos y vestidos rojos (¡ay la falsa simbología!) para su gente. Si la Justicia acierta y actúa como debe para que devuelvan lo que deben devolver, aún sobraría…
Y le digo con honestidad que en una cosa estamos de acuerdo, en el no al referéndum. Al que le afectaría, porque, mire, la esclavitud o la libertad no se vota, no se ponen las dos cosas al nivel, no se vota que lo que te roban y arrebatan por un golpe de Estado, por un genocidio, por hambre y terrorismo, te lo devuelvan. Es la justicia del Núremberg, que no tuvimos aún, la que pone las cosas en su sitio y permite a los países caminar a partir de entonces con la frente alta y el aire limpio.
No se vota si prefiere uno seguir en peligro que le violen a sus hijas y roben en su casa o abran la barriga a gestantes o maten a campesinos o torturen a los que piensan diferente o rebanen los cojones a gente que los tenía bien puestos y los dejen colgados en los puentes unos traidores golpistas que valen nada, que sigamos pisando la encharcada geografía plena de sangre inocente sin desenterrar, o si prefiere uno que esto no pase ni pueda pasar jamás estableciendo un sistema de garantías, de fin de impunidad, de condena del franquismo, de legitimidad democrática, de memoria y libertades.
No se votó lo de Luther King y no se votará lo suyo; usted se irá.
La República es ineludible, no hay paños calientes, ni horizontes más allá que puedan distraer la necesidad de recuperar nuestra democracia arrebatada por tan genocida golpe de Estado que está aún tan presente y que es pilar y explicación única de su reinado.
Yo le deseo lo mejor, es decir, que pase a la historia con honor de hombre de paz, y que sea muy pronto ciudadano y lo disfrute. Verá que es estupendo librarse de tanta mentira y tanta corte aduladora mala consejera.
¡Salud y República!
Enriqueta de la Cruz es escritora, periodista y miembro de ACMYR.

 

FUENTE:    http://www.rebelion.org/

La necesidad de la República, artículo de Rafael Silva

En estas fechas tan próximas al día de la República, 14 de abril, queremos hacernos eco del artículo de Rafael Silva «La necesidad de la República» en donde pone de manifiesto que con la complicidad de la Monarquía, la Iglesia y las Fuerzas Armadas, fuerzas que nos gobiernan aunque no se presenten a elecciones, ayudan a darle un disfraz democrático, aunque seguimos sufriendo las limitaciones de una democracia recortada y aplastada por las élites dominantes.

La reproducción de los artículos de opinión y su publicación en nuestra web no implica necesariamente que estemos de acuerdo con su contenido, haciendo constar que este artículo expresa la opinión personal del autor o autores del mismo.

Artículo de Rafael Silva recogido en su blog; Actualidad Política y Cultural.

Desde que el Golpe de Estado del General Franco en 1936 interrumpiera abruptamente la Segunda República, nuestra historia entró, pudiéramos decir, en un declive democrático. En una primera etapa, surgida de la dictadura franquista, volvieron a visitarnos los fantasmas del fascismo, de la intolerancia, del exterminio, del genocidio, del exilio, del hambre, de los trabajos forzados, de la represión y de la muerte. La dictadura de Franco fue uno de los períodos más negros de nuestra historia. Pero acabada la misma con la muerte física del dictador, también se vieron truncadas las esperanzas de muchos republicanos que confiábamos en la vuelta de un período de recuperación no sólo del aspecto formal de nuestros derechos y libertades, sino también de un saneamiento democrático de nuestra sociedad, y de la recuperación y protagonismo de las clases trabajadoras de aquél tiempo. Desgraciadamente, no fue así, y lo que se nos vendió bajo el período denominado de Transición no fue más que un lavado de cara de la época anterior, despojándolo de su crueldad y de su autoritarismo, pero en ningún caso retornando a los valores sociales de la breve etapa republicana…. Puedes continuar leyendo el presente artículo en su blog:

La Necesidad de la República. Blog de Rafael Silva

Charla-debate «República… ¿Transición o Ruptura?» 29 abril 2016 Málaga

El Foro de Debate Republicano de Andalucía y el Colectivo Octubre 44 organizan una Charla-Debate, con el título de «República…¿Transición O Ruptura?».
Este acto se llevará a cabo a las 19:00 horas en la sede de Er LLano (sede del SAT en Calle Tejares) en Málaga, el viernes 29 de abril.

Entrada libre y gratuita, esperamos vuestra asistencia.

República... Segunda Transición o Ruptura?.

República… Segunda Transición o Ruptura?.

Pincha aquí para saber como llegar.