Sin categoría

El Triunfo del pueblo griego. No a la austeridad.

Tal y como describe el artículo de Eduardo Garzón y Carlos Martinez titulado “Cronología de la deuda pública griega. La banca siempre gana” Grecia ya presentaba una abultada deuda pública antes de la crisis económica, resultado de un déficit público crónico causado a su vez por una clara insuficiencia de ingresos públicos.

Sin embargo, la elevada y creciente deuda pública no suponía demasiados problemas porque el coste de financiación no era demasiado alto ya que los países del euro gozaban de una buena reputación (la prima de riesgo griega con respecto al bono alemán -que era la más elevada de todos los países del euro- raramente superó los 50 puntos). Durante todo este tiempo los bancos europeos (incluidos los griegos) hicieron un buen negocio prestando dinero al Estado griego.

La quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers en octubre de 2008 dio un susto importante al mercado de deuda pública y la prima de riesgo griega sufrió un ascenso notable, pero en cuestión de meses volvió a niveles aceptables. Sin embargo, un año más tarde confluyeron varias circunstancias, que desataron la guerra contra la deuda pública griega. Una de las más importantes fue, que el 20 de octubre de 2009 el primer ministro griego informó a Bruselas de que el déficit de Grecia de ese año sería del 12,5% sobre el PIB y no del 3,7% como se había anunciado en un principio (más tarde se supo que las trampas contables –que llevaban tiempo produciéndose– habían sido diseñadas por el banco Goldman Sachs)

Durante toda esta época los bancos europeos obtenían financiación del BCE a tipos muy baratos y en condiciones muy favorables, para luego prestarlo al Estado griego,a tipos de interés sobresalientes, con lo cual obtenían suculentos beneficios a costa del estrangulamiento de las finanzas griegas.

Tal y como apunta Vicenç Navarro, Catedrático de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Pompeu Fabra, la propiedad de la deuda pública pasara de manos privadas a públicas mediante la compra por parte del BCE, del FMI y de los estados europeos de los bonos públicos que tenían los bancos privados. Esta compra de deuda pública generó también un aumento del tamaño de la deuda y respondió a la necesidad de rescatar a los bancos privados (alemanes, franceses y españoles entre otros) que estaban llenos de deuda pública hasta la médula. De ahí que, cuando parecía que el Estado griego colapsaría, la Troika intervino para evitar el daño a la banca privada, comprándole deuda pública y facilitando el pago de la deuda por parte del Estado griego. Como bien dice el director adjunto del Financial Times, el Sr. Martin Wolf, los fondos de la Troika en su compras de deuda pública a los bancos privados, no eran “para ayudar a Grecia, sino a ayudar al sector financiero privado a que abandonara Grecia”

 Acaba el artículo Vicenç Navarro, con estas palabras:  “En realidad, todo este entramado es para el beneficio y gloria de la banca privada. Todo, repito, todo podría haberse ahorrado si el Banco Central Europeo hubiera sido un Banco Central en lugar de ser un lobby de la banca, sobre todo alemana. La hipertrofia de la deuda pública griega se debe primordialmente a que el BCE no ha ayudado a los Estados (como hubiera hecho cualquier Banco Central) protegiéndoles en contra de la especulación de los mercados financieros, comprándoles deuda pública”

El 25 de enero de este año 2015 se celebraron las elecciones parlamentarias en Grecia, elecciones que ganó el partido liderado por Alexis Tsipras, la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA). Syriza se coloca en posición de intentar poner fin a años de durísimas exigencias de austeridad por parte de los poderes económicos transnacionales, que han sumido a buena parte de la población griega en la miseria. Tras cinco meses de duras negociaciones, la Troika le da un ultimátum al gobierno griego, es por esto que el primer ministro griego, Alexis Tsipras,   convocó para el domingo 5 de julio un referéndum sobre la oferta de acuerdo de los acreedores. Este es parte dell histórico discurso de Tsipras llamando a referéndum

Compatriotas míos,

Durante los últimos seis meses este gobierno ha estado luchando en condiciones de asfixia económica sin precedentes para cumplir lo prometido. Nuestra promesa consistía en negociar con nuestros socios europeos el fin de la austeridad y el retorno de la justicia social a nuestro país.

El mandato que nos disteis tenía como fin lograr un acuerdo que respetase la democracia, los valores europeos y que acabase definitivamente con esta crisis económica.

Tras cinco meses de negociaciones, nuestros socios europeos nos presentaron un ultimatum. Un ultimatum que contraviene los principios y valores de Europa.

Las medidas de las instituciones contemplaban medidas como la desregulación del mercado laboral, recortes en las pensiones, recortes en salarios públicos, incremento del IVA en alimentos.

Estas propuestas violan las reglas europeas y los derechos fundamentales del trabajo, la igualdad y la dignidad. El objetivo de algunos de nuestros socios no era más que la humillación de todo el pueblo griego.
Tenemos una responsabilidad histórica para dignificar la democracia y nuestra soberanía.

Es una responsabilidad con el futuro de nuestro país. Y esta responsabilidad nos lleva a responder al ultimatum según la voluntad del pueblo griego.
Ante esta austeridad descarnada y autocrática debemos responder con democracia, compostura y decisión.

Grecia, la cuna de la democracia, debe enviar un mensaje fuerte y democrático a Europa y a la comunidad internacional.
Grecia es una parte indispensable de Europa y Europa una parte indispensable de Grecia. Pero Grecia sin democracia es una Europa sin dignidad ni dirección”.

La pregunta fue “si” o “no” a las últimas propuestas de los acreedores. A pesar de la campaña mediática contra el gobierno y de la manipulación sobre las posibles consecuencias del control de capitales, el No en el referéndum griego es arrollador, se impone en todas las regiones de Grecia con más del 61% de los votos.
Pero en realidad, este resultado, aunque parezca un OXÍmoron, es un No que significa Sí. Sí a otra Grecia posible alejada de los dictados de unas elites políticas y económicas en Alemania; Sí a Syriza; Sí a Alexis Tsipras y Yannis Varoufakis; Sí, en definitiva, a una Europa social y de los pueblos donde no se recorten las pensiones o salarios.

Desde nuestra Asociación de Foro de Debate Republicano de Andalucía, felicitamos al pueblo griego, por el resultado del referéndum, por la haber dicho basta a las políticas de austeridad, que está llevando a que uno de cada tres griegos esté en situación de pobreza y endeudamiento, ya que su nivel de renta disponible ha disminuido por debajo del umbral de la pobreza y acumula deudas a las que no puede hacer frente regularmente

Similar Posts